¿SINTERIZADO LÍQUIDO O SÓLIDO?

Como regla general el ritmo de calentamiento durante el proceso de sinterizado está relacionado con la capacidad/dimensiones del horno. Pudiendo ser del entorno de los 100°C/h para hornos de grandes dimensiones a los 200°C para hornos de capacidades menores.
HORNO GRANDE Aprox 100ºC/hora
HORNO PEQUEÑO Aprox 200ºC/hora

Desde un punto de vista del refractario podemos presentar sinterizados sólidos y líquidos, cada uno con sus ventajas y desventajas que quedan sujetos a la necesidad/experiencia/conocimiento del cliente.

Pasos a seguir en un proceso de sinterizado líquido:

  • Preparación del horno para recibir el impacto del metal líquido.
  • Precalentar el horno hasta los 850ºC-1000ºC
  • Vertido de metal líquido.
  • Toma de temperatura.
  • Calentamiento hasta Tª de sinterizado de forma gradual.

Como propuesta a considerar en el sinterizado de acero, recomendamos el uso del INSECOAT TAG, se trata de una pintura refractaria que se aplica en la virola del horno de forma que permite mantener durante más tiempo la forma de la virola cuando se está alcanzando temperaturas altas +1200ºC en el sinterizado del horno. De esta forma el revestimiento sinteriza en óptimas condiciones, evitando problemas.