Pautas para antes/después de una parada

Una parada de producción es una oportunidad para inspeccionar, sanear y poner a punto el revestimiento de las instalaciones. Os pasamos unas pautas a tener en cuenta en los hornos de inducción, de canal, de aluminio y cucharas.

HORNOS DE INDUCCIÓN
- Si el revestimiento está recién instalado /pocas coladas, permitir libertad de movimiento en el enfriamiento.
- Si el revestimiento está desgastado, prever el cambio y no arriesgar.
Tras la parada aumentar el tiempo de arranque en frío y puesta en marcha.
- Si se aprecian grietas en caso de hornos fundiendo metal, ayudar al cierre del las mismas con una masa tipo ALUPATCH-M, INSEPLAST-90PF, INSEGUN 95 E, SILPACHT etc..
- Importante, comprobar que las electrovalvulas del circuito de emergencia de refrigeración de la bobina funcionan correctamente.
- Comprobar que el tanque de agua de emergencia tenga siempre agua.

HORNOS CANAL / PRESS POUR
- NO podemos cortar la corriente y el inductor deberá estar en funcionamiento.
- Compensar tensión Alta y Baja de forma que se mantenga el metal a la menor temperatura posible.
- Hay que tener en cuenta que esta circunstancia puede generar cierres de anillo. Si esto ocurre, aumentar tiempo en alta y/o prever cambio de inductor.
- Atención a las piqueras. Si el metal baja mucho la temperatura, puede solidificar. Colocar MANTA CERAMICA BIO y comprobar siempre que el metal está líquido.

CUCHARAS / ELEMENTOS DE TRASVASE
Proceder al mantenimiento refractario habitual.
- Comprobar desgastes específicos.
- Al arrancar, alargar el tiempo de secado y precalentamiento.

HORNOS DE ALUMINIO
En el apagado:
- Vaciar el horno de manera que quede la menor acumulación posible de aluminio solidificado en su interior. Este aluminio al enfriarse puede contraer y llevarse consigo parte del revestimiento refractario. Existen protocolos de limpieza y materiales que ayudan a esta tarea. ¡Consúltanos!.
- Apagar los quemadores y cerrar/sellar lo mejor posible puertas, ventanas,piqueras, pozos abiertos, etc. El objetivo es que la temperatura descienda de la forma más lenta y homogénea posible. Esto evitará el agrietamiento del revestimiento y reparaciones posteriores. La MANTA DE FIBRA CERÁMICA es tu mejor aliada en este punto!
Puesta en marcha:
- Retirar los restos de aluminio solidificado que hayan podio quedar dentro del horno tras el apagado. No debe existir la opción de que haya aluminio liquido (aprox. 645ºC) antes de que el revestimiento haya dilatado a su posición de trabajo.
Realizar una curva de calentamiento controlada que asegure la homogeneidad de temperatura en todo el revestimiento hasta llegar a la temperatura de trabajo. No cargar de nuevo hasta haber llegado hasta dicha temperatura.